El paraíso de los vinos del Caribe: ¿dónde está San Escobar? Cosas que aparencen en Google Maps

La cartografía tradicionalmente ha sido una disciplina que genera mapas y cartas donde se describe la localización de los recursos de interés para cierto usuario. Desde las cartas de navegación que indicaban los puertos para el comercio, hasta los mapas turísticos. Todos ellos contienen datos “útiles”.  Frecuentemente se habla de una cartografía hegemónica; es decir: las representaciones en mapas que tenemos de nuestro mundo responden a los intereses de quienes tienen más poder en él. ¿Es esto cierto? ¿Hacemos mapas siempre utilitarios, y siempre también para los poderosos?

El pasado 10 de enero el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski, regresaba a casa de una reunión en Nueva York donde había cabildeado un asiento para Polonia en el Consejo de Seguridad de la ONU. Hasta ahí la cosa iba bien (aunque el resultado final de la amplia campaña del gobierno polaco lo conoceremos hasta que los países de las Naciones Unidas sesionen en junio). Sin embargo, el ministro cometió el error de mencionar que se había reunido con representantes de países del Caribe, como Belice y… San Escobar.

San Escobar no existe. O no existía. El ministro polaco no pudo haberse reunido con nadie de San Escobar (se refería a Saint Kitts and Nevis). Y, sin embargo, los internautas polacos (haciendo mofa de su ministro) lograron que comenzara a existir. Surgieron fotos, bandera, playera llevada por su ministro, un lema nacional (¡Gloria a la Nación!), y alrededor de veinte cuentas de Twitter vinculadas claramente con el país de San Escobar (de su gobierno, de embajadas europeas en la nación caribeña, de fútbol, una universidad, medios de comunicación, etc.). De súbito se volvió hasta un país productor de vino en el Caribe según una de esas cuentas ¡¿?! .

san-escobar

Fuente: @rpdsanescobar

Pero más interesante aún, apareció el país en Google Maps. Si en esa aplicación uno escribe San Escobar, aparecerá la opción que dice “San Escobar, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, Nicaragua”. La Región Autónoma de la Costa Caribe Norte sí existe en Nicaragua, pero no parece haber ninguna localidad llamada San Escobar. Si uno busca todo ese texto en Google, se indicará en el panel del lado derecho que San Escobar es una “tienda de licores del Estado”. Ahora bien, si emprendemos la búsqueda con los términos entrecomillados de “San Escobar” y “tienda de licores” no aparecerá ningún resultado. Esto incita a pensar que San Escobar fue colocado por algún internauta en la aplicación cartográfica a raíz del incidente del ministro polaco. ¿Será porque el internauta es nicaragüense y le pareció una idea divertida? ¿Será porque es colombiano y considera que Nicaragua se apropia de islas que no le corresponden, como el caso del archipiélago de San Andrés? No lo sabemos.

San Escobar localización.png

Fuente: Google Maps.

Lo que sí sabemos es que no es la primera vez que diversos usuarios intervienen en Google Maps para asignar (o cambiar el nombre) a elementos de su cartografía para plasmar sus sentimientos o ideas. Tan sólo para el caso de la ciudad de México, en meses pasados, la llamada casa blanca, a la que se iban a mudar Angélica Rivera y Peña Nieto y que fue escándalo de presunta corrupción, fue nombrada como “Museo de la Corrupción”. La residencia oficial de Los Pinos fue rebautizada como “Residencia Oficial de la Corrupción”. La ciudad de México, por su parte, recibió el nombre de “Lago de Texcoco” (el marcador todavía se encuentra colocado al sur del centro histórico, entre las estaciones de San Antonio Abad y Pino Suárez.

museo-de-la-corrupcion-google-maps

Fuente: record.com.mx

residencia-oficial-de-la-corrupcion-google-maps

Fuente: yucatan.com.mx

lago-de-texcoco-google-maps

Fuente: Google Maps

Todas estas expresiones nos hablan de que las cartografías en nuestra época, especialmente las que se construyen de manera colectiva, no sólo dan información que nutre a los actores hegemónicos de nuestra sociedad, sino que los cuestiona. Y no sólo refiere lo que hay en el mundo, sino a lo que nosotros mismo percibimos del mundo, y dónde encontramos los símbolos (como la residencia del presidente que vinculamos a la corrupción) o memorias (como la localización histórica del lago de Texcoco) de aquello que para nosotros es relevante. El hecho de que en el espacio no son reales (por ejemplo, un museo mexicano a la corrupción) no quiere decir que no hablen de algo verdadero. Y aun si no se habla de algo verdadero, como en el caso de San Escobar, al menos la mofa de los polacos sí se refiere a algo significativo. De cualquier modo, no nos burlemos ya de los polacos: su ministro de relaciones exteriores viene a darnos tema para reír. El nuestro viene a aprender. Y eso sí que no da risa.


Museo de las preguntas

¿Cuánto tardarán en ponerle a la Secretaría de Relaciones Exteriores algo así como Universidad ICEL? ¿Compartieron ustedes al Luis Videgaray de la abundancia (meme) para que nunca les falte trabajo? ¿Logrará Polonia el asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas? ¿Por qué en un mes (aunque lo reporté) Google Maps no ha cambiado la leyenda del Lago de Texcoco? ¿Hay intencionalidad de parte de personal de Google en no corregir la denominación de ciertos lugares?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s