¿Qué celebrar el 5 de febrero? El artículo 4o constitucional en los últimos 50 años.

El pasado 5 de febrero, México (bueno, creo que más bien la élite política de México y parte de los sectores intelectuales) celebró el centenario de la constitución de 1917. De acuerdo con Salvador Felipe Arias Ruelas, esta constitución, basada en la promulgada en 1857, “fue incluso la primera [del mundo] en incluir derechos sociales”. Sin embargo, aun cuando la “consagración de derechos sociales” tenía por objetivo “dar cobertura en el texto de la Carta Magna a los derechos de grupos sociales tradicionalmente marginados”, no dio en realidad cabida a los intereses de todos los grupos marginados (por ejemplo, mujeres y niños quedaron fuera de la redacción de 1917, con excepción del 123 constitucional en materia laboral) ni a una diversidad de actividades e intereses que se vendrían desarrollando con el paso del tiempo, como el medio ambiente.

Visto desde ese punto de vista, la constitución original lo mismo podría ser celebrada como censurada. Pero aun cuando existen muchas voces que se quejen de la cantidad de reformas que ha sufrido nuestra carta magna (en los primeros cien años tuvo 229), cabe decir que si estas reformas no han dado lugar todavía a un país ideal, sí han permitido que los ideales necesarios para un mejor convivio sean considerados desde la más alta de las leyes. Llama la atención el caso del artículo 4o constitucional. Escribo 4o y no 4° porque así es como aparece en nuestra ley superior.

El 4o constitucional, originalmente decía:

Art. 4o.- A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de tercero o por resolución gubernativa, dictada en los términos que marque la ley, cuando se ofendan los derechos de la sociedad. Nadie puede ser privado del producto de su trabajo, sino por resolución judicial.

La ley deerminará (sic) en cada Estado cuáles son las profesiones que necesitan título para su ejercicio, las condiciones que deban llenarse para obtenerlo, y las autoridades que han de expedirlo.

La versión original de la constitución la puedes consultar haciendo click aquí.

Sin embargo, a partir de 1974 el contenido del 4o original se trasladó al 5o, y el 4o comenzó a poblarse de temáticas y poblaciones que fueron marginados en su redacción original. Es así que, históricamente (aunque no todos los temas permanezcan en ese artículo), el 4o ha dado lugar a los siguientes grupos y temas:

  • Mujeres (en igualdad con hombres frente a la ley),
  • Niñas y niños,
  • Salud,
  • Vivienda,
  • Indígenas,
  • Medio ambiente,
  • Cultura,
  • Cultura física,
  • Alimentación,
  • Agua, e
  • Identidad.

Para acceder a todas las reformas por artículo, haz click aquí. Cronológicamente, se pueden ver los temas y reformas incorporados al artículo 4o en la siguiente imagen.

Artículo 4o.png

Fuente: elaboración propia con base en diputados.gob.mx.

Si miramos esa evolución, llena de temas no considerados en la redacción del 17 (o limitados en aquella a los trabajadores, como en el caso de la salud y la vivienda), podemos darnos cuenta que el valor principal de nuestra constitución no está en que cumpla cien años, mucho menos en su técnica legislativa (tan cuestionada desde su aparición hasta reformas tan enfocadas al detalle, como la educativa, que no tendrían por qué aparecer con tal minucia en el texto constitucional). Más bien, su importancia radica en que es testimonio e instrumento de la transformación social.

Cualquiera podrá decir que la equidad de género no se ha alcanzado (véase la entrada en este blog ¿Equidad? ¿De cuándo a acá?), que muchas viviendas son de pobre calidad, que existe todavía pobreza alimentaria. Todo eso es cierto. Pero también que la presencia de esos derechos en la constitución permiten la existencia de instrumentos para enfrentar esos problemas.

Y sin embargo, hay varias deudas en lo que tiene que ver con la constitución. Cuando un funcionario público de alto nivel asume su cargo, se compromete a cumplir y hacer cumplir la constitución, a reserva de que la nación se lo demande. Y muchos tienen deuda. Pero para demandar su cumplimiento debemos conocerla, y ahí radica un segundo pendiente, esta vez por parte de la ciudadanía. Otros más, a mi parecer, serían la urgente inclusión en la constitución de que México es un país con compromiso global para la paz y el medio ambiente, eliminar el invento de que la “Nación Mexicana es única” (hoy día, más que nunca, somos un país donde coexisten muchísimas naciones) o reformar el artículo 73 para que el Congreso de la Unión pueda legislar en materia de gestión metropolitana. Y quizá, también, buscar a través de la constitución que toda falta a la ley se sancione. Por otra parte, hoy día, hay diversos instrumentos normativos que no tienen clara su sanción. No respetar la constitución, por ejemplo, no ha hecho dejar su cargo a casi ningún servidor público, por más que la nación le diga misa. Y ese, quizá, es el pendiente más grave, y la oportunidad más grande para nosotros como ciudadanía y electorado.


Museo de las preguntas

¿Por qué cuando una mujer intentó hablar durante los debates del constituyente de 1917, los diputados la callaron? ¿Qué hubiera querido decir? ¿Quién era esa mujer? (Click aquí para leer el diario de los debates de aquella asamblea). ¿No pone en entredicho a Peña Nieto su propuesta de tener unidad nacional en torno a los valores de la constitución, cuando es debatible que él siempre los haya seguido? ¿Qué perdimos y qué ganamos cuando el propio PRI combatió la propuesta de Peña Nieto en materia de matrimonio igualitario, que hubiera dado lugar a una reforma constitucional al 4o constitucional para volverlo aun más un artículo abierto e incluyente?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s