¿Qué piden los jóvenes para sus ciudades?

En estos días pasados y a lo largo de los que viene, México es escenario de un torrente de foros relacionados con la cuestión urbana. Por ejemplo, en Monterrey se celebró el Foro de Reforma Urbana y Desarrollo Regional, como Pachuca fue sede, por su parte, del Sexto Congreso Nacional de Suelo Urbano. Toluca da lugar a partir de hoy a la Reunión Regional América Latina y el Caribe de Hábitat III y la ciudad de México alojará el VIII Congreso Internacional de Transporte del 23 al 25 de este mes. Pero en medio de todos tuvo lugar, también en la capital mexiquense, la Conferencia de Juventud sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible para Latinoamérica y el Caribe, convocado por el UN Major Group for Children & Youth, a la que tuve la fortuna de asistir como ponente con el tema de espacio público.

El objetivo de ese espacio era producir recomendaciones que los jóvenes de América Latina quisieran extender a los gobiernos que tomen parte de la Conferencia de las Naciones Unidas Hábitat III a celebrarse el próximo noviembre en Ecuador.

Conferencia de juventud

Además de una participación afortunada, con alrededor de 150 asistentes de diversas ciudades, esta Conferencia de Juventud fue exitosa en tanto que logró consensos en la opinión que jóvenes de distintas latitudes desean expresar a sus representantes. Después de una multiplicidad de exposiciones dadas por personas con diversas experiencias en el ámbito urbano (desde quien escribe este texto hasta la senadora presidenta del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat), las y los participantes llegaron al acuerdo de enviar los siguientes temas o peticiones a quienes participen en la conferencia mundial de Ecuador:

  1. Calidad y eficacia de los servicios públicos para la movilidad e interconectividad urbana.

Promote public services quality and effectiveness for mobility and urban interconnectivity.

  1. Responsabilidad tripartita entre: gobierno, iniciativa privada y sociedad civil para generar urbanismo táctico y cooperación metropolitana mediante una alianza estratégica.

Ensure tripartite responsibility between governments, private initiative and civil society to generate tactic urbanism and metropolitan cooperation through strategic alliances.

  1. Planeación adecuada y distribución de la vivienda con base en el monitoreo de asentamiento irregulares mediante mecanismos para la prevención y reducción de riesgos.

Ensure adequate planning and housing distribution for disaster risk reduction.

  1. Marco legal que priorice el uso de suelo a favor del interés social.

Urban frameworks that prioritize land use in favor of social interest.

  1. Incluir alternativas sostenibles para satisfacer necesidades básicas.

To include sustainable alternatives to satisfy basic needs.

Sin duda, existen puntos de redacción perfectible, o que funcionarían mejor como ejes de política a partir de una distinción temática. Sin embargo, para el perfeccionamiento de esas habilidades queda una vida, pero para sumarse en el esfuerzo no están sino en el más importante de los momentos, tanto por su edad como por el estado que guardan las ciudades en el mundo.

Merece mención la claridad de pensamiento en el punto quinto. Si no satisfacemos nuestras necesidades básicas de forma sostenible (alimentación, movilidad, agua, sociabilidad, entre otros), estamos arriesgando la posibilidad de garantizarnos lo más esencial, estamos apostándole a un barranco la existencia.

Pero deseo enfocarme en la valía del cuarto punto. Para ello, es importante hacer una precisión: no todo aprovechamiento del suelo en la ciudad es un uso del suelo, sino que puede estar sujeto a usos o a destinos. Cuando hablamos de destinos, nos referimos a un aprovechamiento público. Por ejemplo, el espacio abierto (como un parque) es un destino, lo mismo que una calle. La Ley General de Asentamientos Humanos define en su artículo 2o.- a los destinos como “los fines públicos a que se prevea dedicar determinadas zonas o predios de un centro de población”. Pero al hablar de usos del suelo, nos referimos a un aprovechamiento de carácter privado, como una vivienda o un comercio. La Ley los define como “los fines particulares a que podrán dedicarse determinadas zonas o predios de un centro de población”.

Hablar de la necesidad de que existan (y se apliquen, desde luego) marcos legales que induzcan a que los usos del suelo contribuyan a que se cumpla el interés no sólo del individuo, sino de toda la sociedad, implica que las y los jóvenes estamos conscientes, y dispuestos, a que la ciudad deje de ser un espacio de competencia individual y de disputa para convertirse en uno de convergencia de intereses, de cooperación tácita, en cualquier miembro de la sociedad, cualquier pedacito de ciudad, pueda generar mejores condiciones para sí mismo de un modo en que sea benéfico también para el resto.

Es evidente que un marco legal, por sí mismo, no es capaz de garantizar este cambio de paradigma. Pero la existencia de una generación dispuesta a hacer las cosas de un modo diferente, sí. Con una generación así, haremos época. De quienes representan a los Estados de los que formamos parte depende que esa época llegue antes. Si los gobiernos colaboraran con los jóvenes, a quienes suelen tacharnos de utopistas, seguro tendríamos una sociedad más cercana a esos ideales. Esperemos no se pierda esta vez una ocasión de hacerlo tantito realidad.


Museo de las preguntas

¿Cómo pueden aprovecharse las propuestas de los jóvenes para la nueva ley en materia de asentamientos humanos que se está trabajando en el Senado? ¿Qué visión de ciudad asimilará la primera constitución de la Ciudad de México? ¿Por qué en las recomendaciones de los jóvenes está totalmente ausente la reflexión sobre cómo se produce la vivienda formal y quiénes pueden acceder a ella, especialmente considerando que son ellos quienes próximamente estarán buscando adquirir una? ¿El fenómeno de la urbanización transformará tanto la vida de las generaciones jóvenes como transformó las vidas de quienes fueron jóvenes hace 50 o 60 años? ¿Es el urbanismo táctico una solución a los problemas de las ciudades o un mero paliativo que está de moda?