12 propósitos urbanísticos de año nuevo

Por fin terminó 2016. Un año más y sigo sin comprender exactamente qué se celebra en año nuevo: no hubo ninguna batalla, no nació ni murió ningún hijo de dios ni dictador alguno. Más aún, si lo que se celebra es llegar vivo a un nuevo año, francamente carece de mérito en casi todos los casos. Para la mayoría de nosotros, es más fácil seguir vivos que morirnos. De modo que para comprender me puse a investigar.

Si uno comienza a buscar en internet, se encontrará de todo: desde videos donde se dice que celebrar año nuevo sirve para invocar demonios, hasta otros más contenidos que solamente informan que va contra las escrituras judeocristianas. En lo que hay coincidencia es que nuestra sociedad judeocristiana (yo no soy ni cristiano ni judío, pero me cuento en el conglomerado) está regida por un calendario romano… y pagano (que para no hacer larga la historia, sería adaptado e instituido por el papa Gregorio XIII, resultando lo que conocemos como calendario gregoriano que es por el que nos regimos).

Volvamos al tema del año nuevo. En la Roma antigua, la celebración del primero de enero se habría dedicado al dios Jano, una deidad de dos caras que se relaciona con el cambio de lo viejo por lo nuevo. Su celebración incluiría aspectos relacionados con el dios: “la gente estrenaba ropa y los maridos regalaban dinero a sus mujeres, ellos cuidaban de que el año nuevo los sorprendiera con dinero en el bolsillo, y se procuraba cruzar primero con el pie derecho los umbrales de las casas”. Es interesante contrastar con cómo llegamos nosotros: frecuentemente, se ha ido todo el aguinaldo, hay quien prefiere no avanzar con el pie derecho si puede no bajarlo de la cama, y en lugar de hacernos de cosas nuevas nos deshacemos de otras que no había necesidad de consumirlas.

Pero más allá de preguntarnos de dónde viene el año nuevo (celebrado del 31 de diciembre al primero de enero), me pareció oportuno meditar qué hacemos con él. Fue así que fueron surgiéndome varias preguntas en torno al año nuevo y, en general, la temporada decembrina:

  • ¿Por qué hay quien dice que un nuevo año es un nuevo comienzo, y no dicen lo mismo con un cambio de mes, si el efecto es básicamente el mismo? Quien guste, hay un texto de Gramsci al respecto intitulado “Odio el año nuevo”.
  • ¿Por qué nos reunimos siempre alrededor de un árbol muerto, pero nunca nos vemos para sembrar árboles vivos?
  • ¿Cómo le hacemos en año nuevo para producir en año nuevo cuatro veces más basura que un día normal? En Villahermosa, en 2009, contabilizaron 1,200 toneladas de basura en año nuevo; en 2015, fueron 950; dividido entre la población, y dividido nuevamente entre el promedio diario nacional de producción de basura, resulta que en Villahermosa ese día se produce entre 3.5 y 4.4 veces la cantidad de basura que cualquier otro día: incluso más que en navidad.
  • ¿Por qué queremos que acabe el año? Piénsenlo, se acaba el aguinaldo, las vacaciones…
  • ¿Por qué esperamos que el próximo año “sea mejor” (es decir, esperamos de una forma pasiva) en lugar de afirmar que “haremos mejor” al próximo año (de manera activa)?
  • ¿Qué sentido tiene hacer doce propósitos, si sólo una de cada doce personas tiene éxito con ellosPara darnos una idea del desastre de hacer propósitos, hay que explicar que el Cruz Azul tuvo tres veces más eficiencia ganando partidos en la última temporada que los mexicanos cumpliendo sus metas… ahí para los que se avergüenzan del Cruz Azul pero no de los rituales de año nuevo.
  • ¿Por qué si el propósito de año nuevo más frecuente es perder peso, hay tantos que se la pasan entre cenas del trabajo, posadas, navidad, y la misma cena de año nuevo, aprovechando como si no fuera el fin de año sino del mundo?
  • Si el año nuevo y las cosas que trae el año nuevo son lo más divertido, los objetos más mágicos, ¿no deberíamos encontrar gente con sus simpáticos lentes de 2012 por la calle?, ¿no sería razonable que en algún romance/ligue/acostón de la vida uno se cruzara con tangas o truzas amarillas a medio año, porque son de lo mejor para atraer dinero?
  • ¿Qué es eso de comenzar un año sin hacer nada? Buena parte de la gente pasa el primero de enero tirado y con resaca… si no pregúntenle a Google sobre los 479 mil resultados para la búsqueda resaca “ano nuevo”.

No soy cristiano y no creo que en año nuevo invoquemos demonios, pero sí que varias de las cosas que hacemos en esa fecha son una radiografía de los monstruos que como sociedad traemos dentro. Sin embargo, el año nuevo tiene la cualidad de replantearnos qué queremos ser y cómo hacerlo. A mí se me ocurren los siguientes propósitos urbanísticos (para tener ciudades mejores, pero que impactarán favorablemente para tener más amor, salud y dinero) y se los comparto. Yo creo que todos están padres. Ustedes tomen los que deseen tomar.

mexico-new-years

Fuente de la imagen: hellodf.com.

  1. La muerte de polinizadores pone en riesgo a la humanidad.En lugar de regalarle flores, se las plantaré en el camellón frente a su casa.
  2. Los ciclistas son más felices y saludables que los automovilistas. Usaré más la bicicleta para ponerme mejor y ser mejor.
  3. La violencia mata 56 personas en México al día; las bebidas azucaradas, 66. Pondré mi granito de arena para reducir las muertes, las enfermedades y los desechos sólidos que producimos por consumir refresco.
  4. Las grandes cerveceras mexicanas ahora dependen de grandes multinacionales y se venden en cadenas que acaban con el comercio local. Mejor le invitaré un curado de avena, una paleta de melón (en paleterías con historia como La Michoacana), una cerveza artesanal 😉
  5. Los calles donde quiebran los comercios son más inseguras. Haré parte de mis compras en comercios locales.
  6. Los espacios públicos sin usuarios se vuelven inseguros. Iré a leer, pasear o correr al parque para contribuir a que tenga vida.
  7. Para combatir al México que discrimina, leeré y compartiré el poema “Fenómenos” de José Emilio Pacheco.
  8. Para funcionar, las ciudades necesitan recursos económicos, así como ciudadanos comprometidos e informados. No volveré a mandar cadenas o firmar peticiones contra la captura de plusvalías sin informarme primero con especialistas como los de El Colegio de Urbanistas de México.
  9. El incremento de automóviles circulando es causante del tráfico, gastos enormes en infraestructura y contaminación. Compartiré mis viajes en automóvil con mis amigos, usaré servicios como Uberpool o Bla Bla Car y transporte público.
  10. Los espacios públicos no son espacios de libertad cuando en ellos se realiza trata de personas, quienes son engañadas o amenazadas. No consumiré/no comenzaré a consumir sexoservicio e iré a ver la obra de teatro Handel cuando vuelva a cartelera en marzo.
  11. Los silbidos y piropos en la calle y el transporte público son violencia. Prepararé un montón piropos para dedicárselos EXCLUSIVAMENTE (y en un contexto adecuado) a las personas/la persona que quiera escucharlos de mí.
  12. Los mexicanos leemos menos de cuatro libros al año. Piropearé las lecturas de desconocidos (no a desconocidos; neta NO PIROPEAR A DESCONOCIDOS) que vea leyendo en la calle, el parque o el metro. A cualquiera le gusta que piropeen el libro que lleva consigo.

Por mi parte, tengo también el propósito de recuperar el ritmo en los textos del Museo de las preguntas. Feliz inicio de semana a todos. Si la gente festejar el año nuevo, no veo por qué no festejar también que es lunes (es igual de irracional). Así que me esforzaré en ser más constante con mis textos como regalo para comenzar nuevamente la semana.

¿Qué debe decir la constitución de la Ciudad de México en materia de Urbanismo?

A finales de la semana pasada se hizo público que el proceso de redacción de la constitución de la Ciudad de México tiene un avance de 70%. Sin embargo, el texto que de momento se está redactando es tan sólo una propuesta. Una vez concluida, ésta será presentada a la asamblea constituyente que se instalará el 15 de septiembre, y dicha asamblea tendrá hasta el 31 de enero para aprobar la versión definitiva, para finalmente promulgarse el 5 de febrero de 2017, coincidiendo con el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que rige a todo el país.

A diferencia de cualquier otra entidad federativa, la capital de la república tiene una característica irrepetible en el territorio nacional: alrededor de la mitad de su superficie está urbanizada. Gran parte de ella de manera profundamente densa. Del mismo modo en que la constitución de la Federación, al momento de su creación, estableció disposiciones para la administración de su suelo según preocupaciones muy insertadas en su época (fundamentalmente a través del artículo 27 que aborda temas como el latifundio y la explotación de los recursos naturales), será necesario que la constitución de esta capital establezca lineamientos básicos sobre la administración de su territorio: uno muy distinto que el del resto de los estados. Así podrá constituirse en una ciudad responsable con su entorno, pero también con sus propios habitantes.

En este sentido, Foropolis México y El Colegio de Urbanistas de México, ambas asociaciones civiles conformadas por prestigiados urbanistas y planificadores, convergieron por primera vez para emprender un proyecto que podría cambiar el futuro de la capital por medio de su nueva carta magna. La denominación de esta serie de eventos es 10 Propuestas Urbanas para la Constitución de la CDMX. El propósito de esta iniciativa es analizar a lo largo de diez mesas temáticas cuáles serían los contenidos deseables en nuestra constitución local para que la planeación y administración urbanas se constituyan en una fuerza que genere un cambio positivo en la calidad de vida de los capitalinos y no sólo planes, programas, eventos de presentación y sesiones fotográficas desarticulados, todos ellos, de lo que ocurre en las calles, allá en la realidad. Apoyados en las leyes y en la estructura institucional que de ellas surge, podemos hacer un mejor urbanismo. Capacidad técnica hay y es ésta la que el gremio, a través de sus propuestas, estará aportando.

Los temas que se analizarán con la participación de renombrados expertos son:

  1. Derecho a la ciudad
  2. Función social de la propiedad y del aprovechamiento del suelo
  3. Espacio público, patrimonio e imagen urbana
  4. Producción social del hábitat y de la vivienda
  5. Movilidad
  6. Equidad territorial (infraestructura, equipamientos, servicios e imagen)
  7. Seguridad, riesgo y resiliencia
  8. Financiamiento del Desarrollo Urbano
  9. Gestión metropolitana, y
  10. Transparencia, rendición de cuentas y participación social
Cartel difusión

Cartel de difusión de El Colegio de Urbanistas, A.C.

Estos temas serán desarrollados en cuatro sesiones, realizadas de junio a septiembre, con una sesión final en octubre en la que se presentará una relatoría sobre las propuestas planteadas. Dado que septiembre será también cuando se dé a conocer la propuesta que presentará Miguel Ángel Mancera a la asamblea constituyente, esta relatoría podrá presentarse a modo de propuestas concretas, sobre artículos en específico, y así lograr incidir en el texto que determinará los derechos fundamentales y la estructura básica del aparato institucional de esta capital, en las que el Urbanismo tiene mucho por decir y tantas ganas de hacer.

10 Propuestas Urbanas no es un esfuerzo aislado de asociaciones de planificadores. A ésta se han sumado la UNAM, a través de su Facultad de Arquitectura, el Posgrado en Geografía y Universum Museo de las Ciencias, que, por cierto, será la sede de estos eventos, pero también la UAM-Xochimilco, la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México y la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de esta capital. Los foros contarán con voces ampliamente autorizadas, incluso con participantes del equipo que actualmente está participando en la propuesta de texto constitucional que en septiembre se presentará a la asamblea. El trabajo que los presidentes de Foropolis y El Colegio de Urbanistas, Lic. Víctor Ramírez y Urb. David Baltazar respectivamente, han puesto en persona a este proyecto, garantiza su calidad, el compromiso y sus alcances.

¿Quieres saber qué proponen los expertos en Urbanismo para la constitución de nuestra ciudad? ¿Tienes alguna perspectiva y deseas asistir a estos espacios de intercambio? La invitación está abierta para la sesión de inauguración, que tendrá lugar el próximo jueves 30 de junio a las 10:30 hrs. en la Teleaula de Universum Museo de las Ciencias, al final de la cual se presentará la primera mesa intitulada “El derecho a la ciudad”, con la participación del Arq. Enrique Ortiz Flores (Coalición Internacional por el Hábitat y quien fue designado para formar parte del equipo que redacta la propuesta de constitución), del Mtro. Miguel Ángel Cancico (Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial) y el propio Lic. Víctor Ramírez (presidente de Foropolis y académico de la Lic. en Urbanismo de la UNAM). La entrada es libre y el evento será transmitido por webcast.unam.mx. Para todos los que vivimos en esta urbe, la participación de cada uno es importante. Para transformar el modo en que vivimos las ciudades, sencillamente hay que hacerlo.

Cartel difusión. Sesión 1.

Cartel de difusión de El Colegio de Urbanistas, A.C.


Museo de las preguntas

¿Suele influir, y en qué manera, la realidad territorial de una entidad política los planteamientos de su constitución? ¿El orden jurídico de la Ciudad de México, a diferencia de la constitución federal, definirá el concepto ciudad? ¿En qué términos irá a definirlo? ¿Cómo la conversión de Distrito Federal a Ciudad de México superará las ambigüedades que genera el término ciudad cuando la ciudad de México (el territorio urbanizado) ocupa zonas de otras entidades federativas, y la misma capital tiene suelo de conservación y asentamientos tradicionalmente calificados como rurales… es decir, que “no son ciudad”? ¿Algún día acabaremos gobernándonos por ciudades, zonas metropolitanas y sistemas urbanos, y ya no por estados?